Primero a un maestro y despúes a un general.

Pancho Villa dijo una vez: La incultura es una de las desgracias de mi país. Yo pago primero a un maestro y después a un general.

Denotaba visión el centauro.

Legisladores coahuilenses se pronunciaron por que en el Presupuesto de Egresos para el 2010, no se  disminuyan los recursos asignados al sector educativo.  Por el contrario, exhortaron al presidente para que se otorgue un incremento presupuestal que permita mejorar la cobertura y calidad de la educación en México.

Queda claro que por más centros penitenciarios que se construyan y batallas contra el crimen que se conquisten, la carencia de bienestar social, educación y oportunidades,  permanecerán como inacabables patrocinadores de políticos corruptos, narcotraficantes, asesinos, y violadores.

Necesitamos dotar de salud y sustento a las familias mexicanas, para que puedan asistir a las aulas de un sistema educativo reformado.  A los educados, galardonarlos con la recompensa natural, un empleo.

En esta etapa de reajustes en las prioridades que tenemos como nación, la defensa de la educación y otros derechos fundamentales, será el primer indicio de un auténtico cambio. 

Razón tenía Justo Sierra cuando manifestaba:

Embrutecidos los hombres por todas las ignorancias, se entregan víctimas de la miseria y de la inmortalidad de toda clase de crímenes, y ni siquiera piensan en defender derechos cuya importancia no saben comprender.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s