Compromiso en Torreón

Los ahora alcaldes electos Eduardo Olmos, Alberto Aguirre y Ramón Ocegera comparten varias características en común: además de ser militantes priístas y acceder a gobiernos de municipios que eran administrados por la oposición, de los tres es sabido con bastante tiempo atrás que anhelaban ser alcaldes y que incluso ya ostentaban varios intentos por lograrlo.

El mandatario electo por Torreón, Eduardo Olmos y el electo para Ciudad Acuña, Alberto Aguirre, presentan otra circunstancia que hace similares sus situaciones frente a la toma de riendas de los cabildos. Tanto la Perla de la Laguna como la ciudad fronteriza serán entregadas a sus nuevos gobernantes con una serie de retrasos en materia de desarrollo urbano, finanzas públicas y servicios primarios.

 En Torreón, el mandato de José Ángel Pérez Hernández concluye caracterizado por la renuencia del panista a la entrada de obra pública en el municipio. Proyectada dicha resistencia, en la controversia constitucional que Pérez Hernández promoviera en contra de la Secretaría de Desarrollo Regional del gobierno estatal y que acarreara como consecuencia principal el prolongado retraso en las inversiones que estado y municipio tenían programadas para los torreonenses.

Por fin se le hizo la alcaldía a Eduardo Olmos, sólo que ahora el compromiso es más grande que el que le esperaba hace cuatro años que compitió por primera vez para gobernar Torreón.

José Ángel Pérez entrega entre otras cosas, una larga lista de pendientes en materia de mejora urbana, una administración endeudada al más no poder y una de las peores policías municipales en el estándar de las ciudades grandes de México.

Ganó Eduardo Olmos y con eso adquirió importantes responsabilidades. Con los torreonenses de mejorar su calidad de vida, con el municipio de sanear las finanzas públicas, con su partido de hacer las cosas bien para mantener el que fuera ya bastión panista y consigo mismo que ahora tiene la oportunidad de demostrar si puede o no con el cargo que siempre buscó.

Adecuada la pregunta que hizo la escritora inglesa, Mary Ann Evans:

¿De qué sirve a un hombre la oportunidad, si no sabe aprovecharla?

22 de octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s