Los gobernadores quieren su parte (16% IVA)

De poco sirvió que con la flamante sesenta y un legislatura se renovara la sangre en la cámara baja del Congreso de la Unión, pues si bien se logró echar para abajo la propuesta panista del impuesto del 2% para los pobres, quedó un remanente de priísta de un uno por ciento de impuesto al consumo.

Si a usted radioescucha, le quedaba duda de por qué los frescos diputados del revolucionario institucional se subordinaron a un rancio liderazgo de Beatriz Paredes para negociar con el presidente el incremento a  los impuestos, ahora  puede leer mejor el panorama,  entendiendo que serían los gobernadores los beneficiados con los recursos derivados de ese 16% de IVA.

Enrique Peña Nieto no aguantó la tentación, los diputados del Estado de México dieron el sí a la subida de los gravámenes.

El voto en contra al incremento de los impuestos por todos los diputados coahuilenses del PRI, le lavó intencionalmente las manos a un Humberto Moreira, cuya propuesta es primero llevar a cabo medidas para eliminar  los triviales gastos de los funcionarios públicos, terminar con cualquier despilfarro en el aparato burocrático y ejecutar adecuadamente los recursos, antes que sangrar más al pueblo. Los buenos números en el gobierno de Coahuila, van como aval.    

Debemos dar gracias a la inoportuna declaración del líder panista Cesar Nava, donde responsabilizó al PRI de la subida de los impuestos. Con ese garrafal error político, Cesar Nava además de firmar su sentencia de muerte, echó para abajo la negociación Paredes-Calderón dejando la desaprobación de la ley de ingresos en manos de una enfadada mayoría tricolor en el senado.

Hablando de enojados y del senado de la república, la bolita del polémico paquete fiscal está en estos momentos en manos de un Manlio Fabio Beltrones cuya influencia política fue excluida de la mencionada negociación entre el PRI y PAN. Independientemente de que en la cámara alta se eviten o no mayores cargas tributarias a los mexicanos y las razones que se argumenten para la toma de dicha decisión, si usted observa detenidamente, se dará cuenta del juego de poder que ahora se gesta entre los grupos que integran el priísmo nacional.

Decía el médico español, Santiago Ramón y Cajal:

Razonar y convencer. ¡Qué difícil, largo y trabajoso! Sugestionar, ¡Qué fácil rápido y barato!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s