El suicidio de Jeffrey Max Jones

Mientras los legisladores del Partido Acción Nacional liman asperezas con los del PRI para ver si por fin logran perjudicar a la gente con el incremento de los impuestos.

Las señales de que los recursos recabados por el gobierno serán mal utilizados, continúan saliendo a la superficie.

No es de extrañar que los programas para disminuir la pobreza, incrementar el nivel educativo y reactivar el campo mexicano hayan fracasado, si funcionarios con nivel de subsecretaría federal exhiben una visión tan errática e infortunada para resolver las problemáticas que les atañen.

Ayer el subsecretario de Agronegocios de la Secretaría de Agricultura, Jeffrey Max Jones, afirmó que “hay muchas cosas que el sector del campo puede aprender del narcotráfico”.

Mencionó que se debe seguir el ejemplo del narco porque produce lo que demanda el mercado y usa tecnología, “y si hay alguien que sabe de mercado son ellos”.

Pobres campesinos, les ponen como ejemplos un producto, un mercado y las circunstancias especiales que conforman el tráfico de enervantes, que poco tienen que ver con las condiciones necesarias para sacar adelante unas hectáreas de manzana o de frijol. Si por el kilogramo de chile poblano pagaran en el mercado norteamericano cien mil dólares, tal vez tendría sentido aplicar el modelo de Jeffrey Jones.

La ausente mención de la corresponsabilidad del Estado en el hundimiento de la agricultura nacional, agravan las declaraciones del subsecretario.

Desde el sexenio de Vicente Fox a la fecha, el aparato burocrático gubernamental ha crecido a pasos agigantados. Se crearon una Secretaría de Estado y sus 5 Subsecretarías, así como 29 órganos administrativos desconcentrados y entidades paraestatales.

Aunque oficialmente sólo hay 59 subsecretarios de Estado, según el Manual de Percepciones de los Servidores Públicos, un total de 264 funcionarios perciben ingresos inherentes a ese cargo; es decir, entre 189 mil  y 207 mil pesos mensuales brutos,.

Para eso nos quieren cobrar más impuestos.

Una ocasión, el emperador francés Napoleón Bonaparte comentó:

Los hombres son cerdos que se alimentan de oro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s