Falta liderazgo de la mujer en México

La primera dama de Estado unidos Anna Eleonor Roosevelt, no fue una primera dama común y corriente. La esposa de Franklin Delano Roosvelt era escritora, diplomática, activista de los derechos humanos y feminista. Se  entreno desde muy joven en voluntariado y servicio a la comunidad, lo que la llevó a ser la arquitecta de la declaración de los derechos humanos aprobada en 1948.

Su ejemplo sirve como recordatorio de la capacidad que tienen las mujeres de provocar cambios tremendos en la forma de operar de nuestra sociedad. Ellas proveen de un valor agregado al proceso en la toma de decisiones no necesariamente en el espectro de lo sensible y humano, sino también mediante el coraje y el razonamiento imparcial.

Tiene razón La magistrada del tribunal electoral de la federación, María del Carmen Alanís Figueroa, al reconocer que en México no se ha logrado la inclusión de mujeres, indígenas y jóvenes en las esferas del poder.

En pleno siglo veintiuno, a nuestro país la faltan más mujeres que peleen sus asientos en la política, en la dirección de empresas o en los trabajos adueñados por los hombres. No es suficiente cumplir con las cuotas de equidad de género, para guardar las apariencias o por acatar una norma de derecho.

Decía el escritor y diplomático español Ángel Ganivet.

La mujer tiene un solo camino para superar al hombre: ser cada día más mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s