Iglesia obsoleta I

Del siglo V al XV, la iglesia medieval funcionó en Europa como un banco que gestionó la salvación y la gracia divina. En este banco. Cristo y los santos habrían depositado un inmenso capital de redención, que los sacerdotes utilizaban para hacer inversiones y conceder entradas al reino de los Cielos.

Con el año 1450 se vino el Renacimiento y los Papas comenzaron la reconstrucción de Roma utilizando a más artistas que nunca.

Para construir la basílica de San Pedro, fue necesario exprimir con tributos a toda la Europa Cristiana lo que desencadeno la llamada Reforma protestante.

En 1517 el fraile alemán Martin Lutero confrontó a la iglesia católica e inauguró la doctrina teológica y cultural denominada luteranismo.  Creencia que derivó en el protestantismo que hoy profesan la mitad de los norteamericanos y la mayoría de ingleses.

Lutero convirtió la Biblia en el único criterio para determinar la validez de todo artículo de fe. El centro de la liturgia religiosa ya no era el ritual, sino el sermón.

Lutero arremetió enérgicamente contra la pretensión de autoridad del Papa y de la Iglesia Romana. El sacerdote perdió el privilegio de ser el mediador entre Dios y el hombre, un hecho que hacía absurdo el celibato o la soltería. Ahora cada cual era su propio sacerdote.

Ayer se manejó la noticia de que el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán había dicho que los homosexuales no se iban al cielo.

No son palabras mías sino de San Pablo, aclaró el religioso.

De cualquier forma, una vez más un representante de la iglesia católica nos recordó lo intolerante, obsoleta e incongruente que a veces puede ser dicha institución.

Es esa iglesia que en pleno siglo veintiuno le niega a la mujer la oportunidad de decidir sobre su sexualidad y es esa iglesia valiente para condenar pero mezquina para ahondar en la pedofilia, los abusos y la perversión que se da en varios de sus integrantes.

Que no opaquen los defectos de la iglesia católica a la generosidad, amor y compasión que emanan de esa misma familia. Pero que tampoco crean que el cielo les pertenece sólo a ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s