Obstáculo

El gran terremoto ocurrido en Haití, provoca que la mirada y los esfuerzos del mundo se dirijan nuevamente a ese pueblo que todavía hace unos años sufría de dictadura y guerra civil.

La herida es muy grande y ya empiezan a fluir los apoyos para tratar de resolver las necesidades más urgentes. Para el largo plazo, ojalá sea uno de esos sucesos que marcan a una nación y provocan más que una reconstrucción, una reconfiguración total para bien.

Nos asombramos por el misterioso actuar de la ruleta de la catástrofe, que ahora castiga al país más pobre del hemisferio. Sin embargo, de un evento similar, países como Honduras, Guatemala, Perú o inclusive México, padecerían las mismas incapacidades y  necesitarían de la misma ayuda internacional para intentar librar el obstáculo.

Decía el novelista inglés William Makepeace:

Es de las calamidades y no de la vida corriente de cada día, que aprendemos impresiones y útiles lecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s