Dichos relacionados con el amor y la amistad.

Esta ocasión, del libro de José Pérez, “Dichos, dicharachos y refranes mexicanos”, rescatamos las frases que en sus enunciados contienen palabras relacionadas con el amor y la amistad.

Me traes  de un ala.

Locución que se dice de la persona dominada por otra, ya sea por el amor o por el temor. Me traes  de un ala.

Acabándose el dinero, se acaba la amistad.

Muchos tuvimos algún interesado conocido que recordamos con dicho refrán. Acabándose el dinero, se acaba la amistad.

Afortunado en el juego, desafortunado en el amor.

Triste consuelo con que el ganador de un juego de apuesta, trata de animar a quien ha fracasado.

Al amigo vicioso, tratarlo poco.

La maldad es contagiosa, y no hay vacuna preventiva; pero aunque usted resista al mal, siempre existirá el peligro de que le pidan prestado para pagar el vicio. Al amigo vicioso, tratarlo poco.

Amor de lejos, amor de pendejos.

Cuando la llama del amor en los noviazgos o matrimonio, se mantiene encendida a la distancia, hay riesgo de infidelidades en las dos partes comprometidas, y si una de ellas se resiste a las tentaciones y la otra no, aquella hace el papel de tonta ante los engaños de ésta.

Amistad que siempre dice más, más que amistad parece hambre.

Es al caso de algunos que buscan y fingen la amistad para sacar continuamente provecho de ello. Amistad que siempre dice más, más que amistad parece hambre.

Amor viejo, ni te olvido ni te dejo.

Donde hubo fuego, cenizas quedan, reza otro adagio popular; y es muy cierto que cuando se encuentran dos que se quiere, fácilmente reanudan su romance. Amor viejo, ni te olvido ni te dejo.

Me traes por la calle de la amargura.

Metáfora con la que se expresa el sufrimiento juvenil por un amor no correspondido.

¡Hay, amor como me has ponido: seco, flaco y descolorido!

Gracioso reproche con el que el enamorado, se lamenta del despego de la mujer amada. ¡Hay, amor como me has ponido: seco, flaco y descolorido!

Que disfrute su día de San Valentín y recuerde las palabras del autor dramático francés, Marcel Achard:

Para ser feliz en el amor uno debe, sin cegarse, cerrar los ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s